Fogo

 

Todas las islas de Cabo Verde son de origen volcánico, pero en ninguna se siente tanto la fuerza del volcanismo como en esta isla de fuego. Un impresionante volcán de 2.800 metros de altura emerge directamente del mar. Las pendientes del norte son verdes y fértiles, aquí se encuentran plantaciones de café que llegan hasta el cráter. El interior de la Caldeira es árido y rocoso y recuerda a un paisaje lunar. Desde ahí se eleva el Pico de Fogo y de sus amarillas grietas sale vapor de azufre. Recientemente, en 1995 tuvo lugar la última erupción volcánica. Aquí arriba, a 1600 metros de altura se encuentra el pueblecito Cha das Calderas con sus pintorescas casas de piedra, donde vive gente hospitalaria con gran capacidad de aguante que cultiva según la tradición antigua un vino fogoso.
Desde allí emprendemos la subida hacia la cumbre. Arriba le espera al caminante valiente una vista grandiosa seguida de una bajada aún más grandiosa por ceniza blanda.
En lo alto de una peña sobre el mar agitado está situado Sao Filipe, la capital de la isla. Ahí los preciosos edificios coloniales se restauraron con mucho amor y los peatones aún tienen preferencia en las calles empedradas.

 

Select Language - Sprache wählen

Select Language

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.