Santo Antão

 

Dos veces al día se reune la mitad de la población de toda la isla en el muelle cuando llega el barco de Mindelo a Porto Novo. Se descargan palets con cerveza y sacos de harina y se estiban verduras, papayas y gallinas bajo la cubierta.
Un aluguer, un minibus o un automóvil tipo pickup nos lleva a través de una carretera serpenteada hacia un paisaje montañoso que en alturas de hasta 2000m tiene un aire silvestre con sus bosques nebulosos y altiplanos áridos. Sin embargo, en los verdes valles tropicales se encuentran terrazas de cultivos de caña de azúcar, mandioca, papaya y café.
Algo muy especial son los senderos. Una red singular de bien afirmados, antiquísimos senderos empedrados se extiende por toda la isla. Los indígenas aún los usan para llegar a sus campos y pueblos. Durante generaciones los habitantes de la isla han trabajado duramente para construir estos cómodos senderos empedrados en los declives más ásperos, por las sierras más altas y en los acantilados más vertiginosos. Viajando sobre ellos atravesamos los paisajes variados de Santo Antao y nos cruzamos con caravanas de mulos y con niños en su largo camino hacia el colegio rural más cercano.
En los tranquilos pueblos de pescadores como Ponta do Sol, la vida aún sigue un ritmo lento. Aquí uno puede observar durante un paseo por las callejuelas a las mujeres machacando granos de maíz y a los pescadores en el puerto vendiendo su pescado muy fresco directamente desde sus lanchas multicolores. El viajero se aloja en pequeñas pensiones o en casas de huéspedes privadas con vistas al mar. Alrededor del puerto hay algunos restaurantes y cafés pequeños. Un lugar ideal para disfrutar de una plato de langosta fresca o de un filete de atún tras un día de caminata por las montañas.

 

Select Language - Sprache wählen

Select Language

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.